cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




17 de diciembre de 2014

Secreto tacto en lo sublime



Si me perdona usted y se hace a una orilla
entre los dos podemos dejarle un sitio al viento
y que circule y suelte el agua
y se repita el color de las hojas
y silbe cada vez más lento
sobre los puentes, bajo la mirada
atenta de sus propios ruidos.

Disculpe que le ruegue un pensamiento,
este de coronar la cima,
este otro que nos parece distinto
y sirve para entender el amor
dentro de una bombilla rota.
Disculpe que le diga de mañana
mañana esto será un poema
y le daremos un significado
a cosas que no quizá no significan nada,
pero así todo

perdone entonces que temprano
le pida un acaso de sombra
o un intento de enredadera,
fruta carnosa pero no madura
y mientras sople el viento
secreto tacto en lo sublime.




No hay comentarios: