cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




13 de febrero de 2015

El poema, el árbol y el tigre



Cómo va a ser que del poema
nazca un árbol o un tigre,
si no hay ramas, si no ni un óvulo,
cómo va ser que diga o gruña

o le crezcan pájaros o que sea
un alga, una medusa
dentro de una ensalada submarina,
cómo va a serlo si lo comes
y en el gusto te deja el sol
o sabe a negro,
cómo va a ser que de nocturno

dé dos pasos y salga de la luna
sin halo y con dos cicatrices
que son cuchillos y son niebla,
cómo va a ser una naranja

si a veces pica y es amargo
o es un limón exprimido en la lengua,
cómo va a serlo si es un bicho
y es una fiera castigada
dentro de una flor o en su espejo,
cómo es posible que lo sea

y te contagie un beso
o se te pegue a la nariz
su aroma corrompido y vuelva
otra vez aquel beso como piedra
y la fragancia huela a rosas,
cómo será de incierto cuando leas

y el poema, el árbol y el tigre
se hayan ido a buscar otro poema,
cómo va a ser capaz tu boca
de averiguar el cómo y cuándo y dónde,
el cómo y su imposible,
porque cómo va a ser relámpago
y una ventana abierta,

o tener voz de agua
y llorar en el vértigo,
cómo será posible traducirlo
y que sea un poema y no un armario
atestado de sabandijas
o de jardines y florestas,
cómo va a ser creíble mi cintura,
tu piel o tu latido en el poema,

cómo va a poder serlo.




6 comentarios:

Julito Chés dijo...

Para mí humilde entender, la razón estriba en una oculta voluntad, escondida muy bien escondida, debajo de la máscara del carnaval diario. Pero en el fondo deseamos creer que todo eso es posible.

Besos.

Ío dijo...


Quizá sí, Julio.
Gracias por acercarte con tus palabras.
Abrazos, buenas noches

m.


JSR dijo...

Me quedé boquiabierto leyendo, sintiendo cada letra-tigre, letra-rayo, agua, madera, cuerpo, letra-vida en un blog oscuro precisamente porque literalmente se atraviesa la noche, se atraviesa el poema y tu oso perdido queda maravillado. Aqui donde te encuentra se encuentra. Como no volver donde las palabras dicen? Donde se es querido? El internet esta lleno de bytes y de otras palabras informaticas, pero cada vez que me asomo por aca encuentro no una web sino lo que es: la senda dormida. Hermoso, querida Io. Tu Pecador. Encontré el poema que te habia dedicado! Es que se llamaba Novela y esa palabra la he escrito diez mil veces en el computador (dificil encontrarlo):

Hacia la novela


A medida que lanzo estas islas
Al viento
Siento que un continente se va formando
Lentamente con un caparazón
Agrietándose y fortaleciéndose
Al ritmo de las olas.
Como la isla de Alain Tournier
Amo estos versos marineros
Que besan la novela y se van
Amo estas tierras de niebla
De días interminables
Y noches infinitas
Y un temporal de sombra que los vuelve
Segundos cuando quiere
Como si se tratase de
La mítica Ogigia.
Solo la mujer que amo
Le da forma al continente
Es su boca
Y mi oído.

Juan Sebastian Rojas

Ío dijo...


Mencantó tanto como ya lo sabes, y te quiero mucho, mi oso lindo, y que guardo tu poema con mis cosas de leer despacio, diente a diente.
Mi Pecador, gracias por venir, hacía tanto que no
Que te crezcan mis besos en tus mejillas

m.



[pero no me exageres tanto, eh, que el mundo es grande (y muy pequeño), internet también]

Walter Greulach dijo...

Sigo repasando tus últimas cosas mi amiga. A veces extraño la caricia de tus palabras y vengo a visitarte, aunque sea un ratito.

Comparto esta oda al poema en mi face. Seria un sacrilegio no hacerlo. lindo... muy lindo.

Ío dijo...


Gracias, Walter, me alegra que te acercaras a visitarme, y que te gustara lo que leíste.
Un abrazo hasta tus tierras lejanas y bonitas.

m.



(te agradezco, amigo mío, que lo compartas en tu face, pero ya sabes que no podré entrar a verlo por no tener cuenta en ese sitio)