cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




7 de febrero de 2015

espejo



Le pregunta a los ojos que mira
si va a alguna parte
donde existir tenga un nombre
o una extensión
que recorra
lo que hiere

es eso la recompensa
al estímulo del apremio
o tal vez la reciprocidad
existe como existe el fruto
que se arracima en el cáliz
del que come la propia herida
gritando.

Los ve y la pregunta
no importa, no es necesaria,
los mira y lo sabe,
no espera que la locura
penetre más íntima
porque ya está y se cumple
que cada palabra
delante del espejo
se responde a sí misma
y desde ella él
él lo siente.




4 comentarios:

Julito Chés dijo...

Allí ocas son saco y ajos son soja, pero el oso es oso y roma es amor.

Besos son besos.

Leticia dijo...

Por las posibles palabras que devuelvan la certeza frente al espejo... Aquí y ahora la poesía se viste críptica para envolver su íntimo misterio.
Siempre hurga en el alma tu poesía Ío querida. Te dejo besos.

Lucas Fulgi dijo...

me gusta la musicalidad de tus palabras

Ío dijo...

Gracias, Julio, Leticia, Lucas, también gracias a todos.
Buen día, abrazos

m.