cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




17 de febrero de 2015

Historial



No digas ni te manches
de la casualidad onírica
del sueño tropezado
con tu cabeza y el frío.
Anoche hizo calor y un homicida lloraba
pero era una película cruda como el secreto
de noviembre y sus años.
Está por ver si la biblioteca contiene todos los títulos
que acumula el polvo en sus estantes,
está por verte con tus manos
el silencio
haciendo que lo quitas y lo pones sobre tus ojos
mientras tiemblas
reflejada en los azulejos de las fuentes.





5 comentarios:

Gato Pardowski dijo...

Verdaderamente bello!!

Un abrazo...

Ío dijo...


Lo es que hayas venido, mi querido poeta, bello, y tú, mucho más que mis versos.
Te agradezco, Gabriel

Un abrazo, un beso

m.

Julito Chés dijo...

Siempre nos falta un título en la biblioteca.
El del recuerdo que dejamos en los demás.
Volúmen demasiado fino en ocasiones.

Besos.

Carmela dijo...

Poco mas que decir, tú lo has dicho todo hermosamente.
Besos y cariños.

Ío dijo...


Otra vez gracias, Julio, Carmela
Salud

m.