cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




17 de febrero de 2015

y un día








Que si escribo es por decir el poema,
por sacarlo de dentro de la roca.

Pero el cuerpo que tiembla
es la piedra, decíamos nosotros
tan pequeños como arrojados
a la palabra.

Sacar a la belleza de paseo
observarla desde las sombras
y ponerle su cruz
y no una florecilla,

todo es tan grande y tan minúsculo.


Y un día escribes
y dices amor.





7 comentarios:

Julito Chés dijo...

Amor,
pesada piedra preciosa,
amor.

Besos.

Carmela dijo...

Y tus palabras nacen desde la roca dandole vida.
Y un día dicen amor y lo nombran.
Cariños.

Ío dijo...


Gracias, Julio, Carmela, :)

m.

ella azul dijo...

Una pasada....

Ío dijo...


Gracias, ella azul, :)

María G.Romero dijo...

Y un día dices amor sujetando con una mano el hilo de Ariadna para no perdernos y con la otra la poesía para reconocer a nuestros iguales.
Un gran abrazo, Ío.

Ío dijo...


Gracias, María, por venir y por tus palabras.
Un abrazo grande, poeta

m.