cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




23 de marzo de 2015

ahí



Una forma, un silencio, hablar mientras lo tengo entre los dientes, mientras lo que como no lo es y se transforma en sustancia mineral, algo parecido a la existencia de un árbol o un paisaje que se insinúa en la garganta dejando su sabor en las encías.
Y un poco de sangre.
Una fuga de ese silencio, la forma adoptando otra forma diferente, una palabra que extrae un cuerpo de sí misma y la lengua que lo atrapa y se deleita en el secreto de la unión dentro de la boca diciendo callada esto es una voz o de cerca es una mirada o es un indicio de piel extendiendo el caos desde la nuca hacia los sentidos.
Y un poco de sangre.
Dentro de ti puede suceder el viento, la lluvia, pueden suceder animales, piedras, océanos, distancias y sumideros, agua turbia y líquidos cristalinos, otros vientres dentro de tu vientre, ombligos que se rozan como letras, que se acarician como frases, adverbios de circunstancia inorgánica, un pronombre -tú-, un verbo que besa y alumbra.
Y ahí
un poco de sangre.




10 comentarios:

Julito Chés dijo...

¡Que bella descripción!

Es cierta, pero con sangre y todo no está viva, necesita ser entendida y correspondida, poéticamente conversada, con sentido.

Un beso.

Ánima dijo...

...y en la sangre, la certeza.

Mi beso, M.

Darilea dijo...

Dos estados, dos seres, una misma sangre. Besitos Ío

Taty Cascada dijo...

Y en la sangre: la vida. En cada fuga del viento, en cada misterio de las estrellas,en cada célula que alimenta y sustenta los tejidos: la vida.
Poesía.
Abrazos inmensos.

m. dijo...


Muchas gracias a todos por acercaros a leer, y escribir.
Un abrazo

m.

Leticia dijo...

Últimamente he sentido la sangre salir de mi cuero con prisa, y yo quieta detrás del silencio a la espera del capricho de la vida. Así mismo también como dices ...dentro de ti puede suceder el viento, la lluvia... lo que sea y por la boca se masculla el amor y el silencio efímero de la nada.
Un placer leer siempre tus palabras,aquellas que se crean en tu entraña y salen en un hilo negro querida m.

m. dijo...

Gracias, Leticia, el placer es mío.
Un abrazo para ti, salud, y también para todos

m.

abimis2 dijo...

Preciosa prosa poética. Todo se transforma dentro, sí. Bello. Muchos besos M.Ío, sigue escribiendo para que podamos leerte.

Abimis2 Gio

m. dijo...


Gracias, Gio, y te digo lo mismo yo a ti, sigue escribiendo para seguir leyéndote, :)
Un abrazo grande, salud

m.

Carmela dijo...

Que forma tan hermosa de decirlo, Ío. Un verbo que besa tu boca y alumbra la palabra.

Besos y cariños.