cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




23 de abril de 2015




El poema es muy libre de decir

lo
que

quieras.




(algunas veces no)


4 comentarios:

José Antonio Fernández dijo...

El lector tiene la última palabra.Finaliza el poema.

Un abrazo.

Julito Chés dijo...

Ni siquiera el poema es libre.

Carmela dijo...

Y otras, dice más.
Besos y cariños.

Julie Sopetrán dijo...

El poema eres tú
Y sí, la palabra es más libre
mucho más libre que nosotros.