cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




11 de mayo de 2015

esa especie de viento



esa especie de viento que se acerca
que va a romper todas las cosas
que va a decir nada mientras aúlla
ese viento que ahoga

esa especie de viento
de ahora mismo
este animal callado
calado hasta los huesos
resistiendo a la asfixia
tu piel sobre mi lengua




2 comentarios:

Joaquín Galán dijo...

Un poema muy gráfico y directo,al menos así lo vi yo.
La fuerza del viento no deseado se puede combatir encerrándose entre cuatro paredes pero también huyendo hacia lugares donde el viento no haga daño,donde sea dulce brisa...

Abrazo Ío

Amando García Nuño dijo...

Pues si, un vendaval de imágenes.
Abrazos, siempre