cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




18 de agosto de 2015

matemática profunda


La matemática con que te miro
resuelve ecuaciones de tercer grado:
los valores de tus incógnitas
van desde el cero hasta el poema
que se está quieto mirando hacia venus
con su álgebra de espejos
acercándose a los lunares
que señalan los símbolos.

El coeficiente es un número impar
y se pronuncia desmayado
al unirse las coincidencias
dentro de la abertura
que da forma al océano.

En la extensión del laberinto
se estrechan todas las paredes:
el logaritmo se derrama
entre parábolas sin límite
en el interior del deseo
de la curva expansiva.




No hay comentarios: