cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




4 de septiembre de 2015

Poema


Hay sangre en la hoja en blanco.
Si pudieras mirarla
cruzar el puente
sobre todas las gotas que han caído,

deshacer el silencio de la lágrima,
descubrir el momento en que los cisnes
alzan sus plumas por encima
de los lagos salvajes
                         y del sol
de nuestros cuerpos recién germinados.

Así el tiempo se nos concede
no como sangre ni como hoja limpia,

no como un frío extraño
                         o una ausencia.





No hay comentarios: