cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




1 de octubre de 2015

devolución




Alto, muy alto, desde lo más alto del silencio, el viento grita muy bajo, casi a ras de tierra.
El viento es una boca, regresa con la noche a devolver las palabras a tu cuerpo.






1 comentario:

Julie Sopetrán dijo...

El viento nos invade, nos devuelve al silencio, nos lleva donde queremos ir con palabras... Precioso pensamiento Ío.