cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




27 de noviembre de 2015

Algunas veces









Algunas veces sé de ti,
como si de saberte te oliera
y ese olor me llevara
a atravesar las paredes
y la sal de todas las piedras
que he ido rompiendo
desde que yo, rota,
desde yo herida y muerta
me quedara sin sangre
y sin olor.
Algunas veces sé de ti y de tu forma
de llegar como el agua
que espera a que no esté
para encontrarse conmigo
en el charco pequeño
de mi aislamiento.
Tú dirás que esta clausura
es mi abandono,
y lo es, a nadie miro,
nadie está y nadie y sólo yo
hablo como si fuéramos multitud
y no esta minúscula palabra
de sed o de amor.
Algunas veces sé
y sé de ti y quiero envolverte
entre sombras y vértigos,
hacerte profunda soledad
para amarte en ella
y después irme ciega a morir
donde nunca la vida
se presiente
ni huele a ti.







2 comentarios:

mareva dijo...

me devoraste algo de mi cajón de humo y gorriones, y al partirse por mi tráquea y por mis ojos, no sé si hizo una polilla o una ruta, o una gota de sangre que trepa por los olivos, pero gracias M.

hasta las cenizas!!!!!!!!!!!!!!!

Ánima dijo...

Algunas veces escribes así y entonces a los demás no nos queda más remedio que mirarte y admirarte...Una auténtica belleza, Ío.

...y una imagen preciosa.