cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




29 de enero de 2016

pronombre de negación


me niego
                                                                                                   
no niego
                                                                                                   
sólo ofrezco mirar
y este hacer daño
con un pequeño ruido
                                                                                                   
si no existe lugar seguro
                                                                                                   
cuando la sangre está a salvo
y el instinto roza
como un verso
y das vueltas
                                                                                                   
y vuelve otra vez
corazonada de lo ajeno
tan propio
herencia para mis hijos
                                                                                                   
cactus
                                                                                                  
pájaros
que quiero matar
en cualquier sombra
siendo mía.







1 comentario:

María G.Romero dijo...

Versos precisos, minimalistas,para expresar lo inefable, la belleza que es en sí misma una explicación.
Un fuerte abrazo,Ío.