cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




8 de diciembre de 2015

espesura


Te doy la mano porque quiero verte.
Te recuerdo de anoche entre las horas,
en medio de la anatomía de la oscuridad
y de los sueños impenetrables.

Eras tú y nadie más despertaba cuando el incendio
se me acomodó como un cristal en la garganta.

Tenías entre los dedos, no,
no tenías nada,
eran tus labios el mismo fuego,
los animales que ardían,
los lobos que callaban,
la espesura penetrando
cada vez más hondo.








No hay comentarios: