cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




30 de mayo de 2016

La memoria


La memoria del ojo en el ojal
alcanza con tu nombre la escritura.

Más allá de las palabras el réquiem
entretiene tus manos con lo agreste,
multiplica su espejo el vademécum
obviando con la sombra el pensamiento
resguardado en la orilla del rumor
ileso de la brisa. Justo allí
abrazas los ecos con tu mirada.







No hay comentarios: