cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




8 de junio de 2016


Fue en la madrugada de este domingo al lunes, a un paso de la medianoche.
La sorpresa, el hermoso regalo que me hicieron en el programa La noche en vela, de Rne.
Mi agradecimiento por las lágrimas de emoción en aquel instante precioso que siempre recordaré, a Pilar Tabares, a todos los colaboradores, a Alicia Mariño, por su voz, por recitar mis versos, uno de los poemas publicados en el libro Voces nuevas (XXIX Selección), de Editorial Torremozas.

Gracias también a todos los que os acercáis alguna vez hasta aquí.
Espero os guste, :)




video
Recita Alicia Mariño


-


Dos enlaces –con el mismo audio- para escuchar el podcast completo (los versos hacia el minuto 8:35, a continuación unos comentarios acerca del libro, en la primera hora del programa)


http://rtve.es/a/3625382


http://www.ivoox.com/11791751


-



Por si alguien desea el libro, enlace a su página en Torremozas


http://www.torremozas.com/epages/ea0701.sf/es_ES/?ObjectPath=/Shops/ea0701/Products/CT0299


-


A esa mujer la lleva el viento


A esa mujer la lleva el viento
pero no parece importarle
ni tampoco la ráfaga o el ruido
que deja tras de sí.

A esa mujer le viene una paloma
y una jaula la espera con un ojo
abierto en el espejo, una jauría,
la formación de los glaciares.

A esa mujer que lleva un horizonte
en su vientre mientras el agua
la despluma y la limpia,
a esa mujer le llueve
la carne del pájaro primitivo
y su primer vuelo a través
de las esporas de la noche.

Esa mujer engendra espacios,
raíces que se adentran
en el solitario dolor
de las algas que sobreviven
por debajo del hielo.


m.m.c.





3 comentarios:

Julie Sopetrán dijo...

Felicidades Montserrat! Tu poesía lo merece. Besos.

m. dijo...


Gracias, Julie.
Un abrazo

m.

a dijo...

Quise hacerte un comentario hace tiempo, pero el tiempo para las felicitaciones nunca es futuro.
Mi más cálida enhorabuena.
Muy merecido el premio.

Un enorme abrazo
Isabel F. Bernaldo de Quirós