cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




10 de junio de 2016

querrás


Querrás deshacerte de la mano
y de ti
y allá en el vértigo de no sentir nada
tal vez puedas morir
un día
o regresar al vientre de tu madre.







4 comentarios:

Carmela dijo...

Siempre me atrapan tus palabras.
Un abrazo, Ío.

Anónimo dijo...


Gracias, Carmela.
Además de atraparme, a mí me enamoran tus fotografías, la ternura de tus palabras.
Un abrazo, cariños

m.

Omar enletrasarte dijo...

en el envés de la conciencia, está ese querer
saludos

a dijo...

Se respiran sentimientos muy profundos en este poema, que es camino que se abre a dos senderos... el de la vida "el vientre de tu madre".
Gracias Monserrat,
muchos besos.
Isabel F. Bernaldo de Quirós