cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




29 de octubre de 2016

sumergida


Un buen día para volver
a concebirme lluvia
intentar encontrarme en los caminos
que voy borrando con el agua.

Sumergida hasta el viento
parece una araña ovillando
su hilo en mi boca. Un animal
no se confunde y sus hormigas
sueñan descalzas, se asfixian,
                                              se ahogan.

Un buen día dentro de la córnea
dentro del golpe sin violencia
que refleja la mordedura.








1 comentario:

Julie Sopetrán dijo...

Hummmm! Cuánto misterio que no deja de ser belleza poética.