cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




20 de diciembre de 2016

anoche        ese silencio

                     
A medida que el silencio se agota                     
crece el otro silencio.                     
Te das cuenta de que antes                     
no lo había;                     
                     
todas las voces que gritaban                     
sin mirarse a los ojos                     
ni saber que las bocas y los dientes                     
se iban difuminando                     
confundidos con los relojes                     
que se quedaron en los huesos.                     
                     
Una vez la cicatriz del silencio                     
-y su marca sin huellas-                     
abandona la lengua                     
de los que sólo saben                     
decir ceniza con los labios:                     
lo que dicen es ruido                     
y se apagan sus rostros;                     
                     
una vez que la voluntad                     
deja a los hombres vacíos y secos                     
dentro de sus respuestas                     
sobreviene la pequeña esperanza.                     
                     
La mañana es tan bella.                     
Anoche,                     
              ese silencio.







No hay comentarios: