cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




20 de enero de 2017

atravesar el mar

                                           
Atravesar el mar                                         
como entrar en los ojos de las olas                                         
dejando que la tibia arena                                         
permanezca en la playa                                         
recordando de nuestros cuerpos                                         
su rumbo detenido                                         
sobre la piel del otro.                                         
                                         
Atravesar el mar,                                         
pensar en darle un nombre a la marea                                         
y surgir de repente un trueno                                         
que la convierte en el rayo que abraza.                                         
                                         
Atravesar el mar                                          
            cuando el rojo arde.
Llamarlo poema,                                         
            llamarlo magma.                                         
                                         
Regresar a la arena                                           
y atravesar el mar la lava,                                         
nuestra forma celeste.                                          







4 comentarios:

Julie Sopetrán dijo...

Una bellísima travesía, el poema es el barco y tu palabra el agua...
Hermosa poesía, Ío. Me encantó. Gracias por compartirlo. Besos.

Cecilia Montoya dijo...

Y si le damos un nombre, y ese nombre resuena...y quema como la lava.
Hay nombres a los que queremos retornar una y otra vez, aunque la distancia sea el mar. Hermoso! Gracias! Un abrazo

Taty Cascada dijo...

Yo lo llamo y siento desde su origen: poesía. Bello.

Abrazos poeta.

Indigo Horizonte dijo...

Llama y agua y mar. Y nombre: EL NOMBRE.