cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




18 de enero de 2017

poema

                                                                                                                                                                     
Una última pregunta:
¿cómo mirar el cielo,
cómo quedarse, incluso,
dándole vueltas a las cosas
o cómo alterar lo que fue
primero, y de allí hacia dónde el desvío?
                                                                                                                                               
Si no lo ves todo se escribe
en un agua imperfecta.







1 comentario:

Julie Sopetrán dijo...

Leerte es preguntarse sobre la perfecta imperfección siempre en desvío...
Precioso!