cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




28 de abril de 2017

si ha de doler

                                                                                                                                            
Si ha de doler la lluvia                                                                                        
no menos duele el rastro.                                                                                    
                                                                                                                            
Si tiene que doler, es seguro que duele
escribir y escupir el daño
besando beso a beso el muro
de todas las palabras.
Si tiene que doler
seguramente duela
vomitar fuego
nombrarme disidente en el poema
y de la luna cómplice
de asesinato.

Me va a doler, lo aviso,
este montón de sangre acuartelada
en las espinas negras de un acento invidente.
Todos los ciegos son gaviotas
y el mar no necesita versos,

sólo agua y unas piedras
para seguir haciendo ruido
al pie del faro.








No hay comentarios: