cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




28 de mayo de 2017

Avistamientos

                                                                                                                     
Te vas con el recuerdo de las hojas                                                                                            
y la luz ambarina del ocaso.                                                                                                    
En las últimas páginas leídas                                                                                             
me queda la palabra de costumbre,                                                                                            
una marea azul y una palmera
que alguien olvidó en un desierto.

Cuál es el color de la sed,
o el color de las horas de la muerte.

Sin más camino que las ruinas
el ave se descubre entre las piedras;
ha visto huir tantas gargantas,
tantos avistamientos de mujer
buscando en la mirada del camello
la evocación del oasis perdido.

Te vas con el futuro y silbas
donde antes cantaban las dunas
su aria sedienta de horizontes
de vientres submarinos.

Te vas a resolver enigmas.
Te vas para quedarte.
Vas a pronunciarme deseo.










No hay comentarios: