cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




6 de junio de 2017

La noche, como el hueso

                                                                                                                                    
La noche, como el hueso,                                                                                              
se adentra hacia la carne.                                                                                               
                                                                                                                                    
Con la voz casi extinta                                                                                                    
una mujer
entre la niebla escribe números
elegidos, si acaso
al azar o queriendo,

números como copias
de mar o acentos, tridimensionales
menguas en los espejos
alargados de los nombres,

anocheceres en caída libre
hasta el oxígeno
que no calma ni sueña
el agua anclada
a los regresos.









No hay comentarios: